El derrame visto desde un dron.

Sanción a YPF: ¿Pagando multas se evitan las muertes?

(Buenos Aires – La990) – Derrames con riesgo de muerte para la población. Falta de controles. Falta de inversión son algunos de los rasgos que marcan el presente actual de YPF, que acaba de recibir la multa más cara de su historia. Y encima perdió los permisos para operar en algunos yacimientos.

El gobierno de la provincia del Neuquén sancionó a YPF con 23.000 IUS, el rango más alto permitido por ley, lo que determina una multa de $ 32.936.690, como consecuencia del incidente ambiental ocurrido los días 19 y 20 de octubre de 2018 en el área de concesión Bandurria Sur de Vaca Muerta.

También se determinó la suspensión de la licencia ambiental, lo que constituye una sanción sin antecedentes en la industria hidrocarburífera local.

Desde la Subsecretaría de Ambiente de Neuquén -autoridad de aplicación de la Ley de Ambiente-, explicaron que la multa se encuadra en lo dispuesto en el artículo 28 inc. 1 de la ley provincial 1875, por el incumplimiento a los deberes jurídicos contenidos en los artículos 10 y 15 de la norma.

La ley 1875 tiene como objetivo establecer dentro de la política de desarrollo integral de la provincia, los principios rectores para la preservación, conservación, defensa y mejoramiento del ambiente en todo el territorio de Neuquén, para lograr y mantener una óptima calidad de vida de sus habitantes.

Asimismo, se dispuso suspender en forma definitiva la licencia ambiental respecto de la perforación de los pozos YPF.Nq.LCav-26(h), YPF.Nq.LCav-27(h), YPF.Nq.LCav-28(h) e YPF.Nq.LCav-29(h) en locación 8 del área de concesión Bandurria Sur.

El incidente que originó la multa, un “blowout” o descontrol de pozo, comenzó el 19 de octubre último y se extendió por unas 36 horas. Fueron en total 47,6 hectáreas afectadas en distintos niveles, que deberán ser remediadas por YPF, con un plan que demandará más de ocho meses de trabajos en el área.

En los últimos dos meses, YPF también debió soportar otros incidentes, como el del 2 de noviembre pasado en Loma La Lata, cuando se produjo una surgencia de gas y barro de perforación, en momentos en que se efectuaban labores de terminación (workover) de un pozo convencional.

Otro incidente se registró el 30 del mismo mes, en el yacimiento Estación Fernández Oro de Allen, donde se registró una fuga de gas con líquidos utilizados para perforación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading...
WhatsApp chat